Como vimos en el artículo anterior hay 5 Elementos en el Feng-Shui: Fuego, Tierra, Metal, Agua y Madera. Cada uno de ellos representa un tipo de vibración, así como se clasifica todo en un espacio para determinar qué vibración prevalece y si nos es favorable.

De la misma forma si queremos potenciar un Elemento en nuestro espacio vamos a utilizar tanto los colores como los muebles, objetos decorativos, etc. que pertenecen a ese Elemento.

Lo complejo es determinar qué energías son las que van a favorecer nuestra armonía y nuestro bienestar, porque colocar un Elemento sin saber si es lo que conviene puede tener un efecto rebote que nos puede perjudicar, por eso es tan importante asesorarse con un experto asesor en Feng-Shui Clásico, que realizará un estudio completo de las energías y tendencias de nuestra vivienda o lugar de trabajo.

Con todo, tenemos pequeñas actuaciones que sí podemos utilizar sin miedo a perjudicarnos, ya que no van a ser medidas grandes y contundentes, sino pequeños detalles decorativos que van a servir como potenciadores de la energía de la estancia donde los coloquemos.

En dormitorios de pareja (o de quién quiere conseguir una):

  • Los colores más adecuados para poner toques y detalles serán todos los tonos del Fuego: rojos, burdeos, granates y rosas; y los tonos de la Tierra: naranjas, amarillos, tostados y ocres.
  • Encima de la cama colocar 2 cojines en colores Fuego: rojos, burdeos, granates o rosas (si tienen forma de corazón mejor, pero no es imprescindible). Tienen que ser de igual tamaño o similar.
  • Eliminar cuadros en los que se vean personas solas, que se van, de espaldas a la habitación, triste, mutilados (que les falte una parte del cuerpo) o en situaciones difíciles (naufragios, encima de un andamio a mucha altura, etc.).
  • Todos los elementos decorativos que tenemos: estatuillas, florecitas, etc. han de estar por parejas al menos. Ningún objeto ha de encontrarse solo.
  • Para favorecer la relación de pareja, o la armonía en ese área de nuestra vida es muy favorable colgar delante de la ventana una bola de feng-shui de cuarzo transparente facetado, (insisto: de cuarzo transparente facetado).
  • Sólo poner fotos de la pareja juntos y felices, de nadie más.
  • No tener en esta habitación papeles de facturas, juicios, divorcios, médicos, mejor habilitar una zona en el despacho/ estudio si lo hay, sino en el comedor, bien guardado en carpetas y cajas (nunca a plena vista de todos).

Dormitorios individuales:

  • Poner objetos y toques con los colores de la Tierra: naranjas, amarillos, ocres y tostados.
  • Si es un dormitorio de niños, eliminar todos los muñecos, peluches e imágenes tanto de cuadros, pósters y papel pintado que tengan “ojos mirandonos” (por ejemplo buhos, peluches, muñecos, etc.) eso impide el buen descanso y provoca miedos e inseguridades. Solo dejar uno o dos encima de la cama para dormir con él si lo quiere el niño o niña, los demás, todos guardados en un bagúl o armario.
  • Si quieren tener fotos de amigos, primos, etc., colocar un corcho en la pared con ellas, e ir renovándolas a medida que crece. Las fotos o imágenes las han de elegir la persona que ocupa la habitación (eso si quiere fotos en ella). No poner las que los padres quieren o desean, es importante que el espacio sea “suyo”, así favorecemos la autonomía e independencia.
  • Si tiene estantería o mueble encima de la cama, pegar pequeñas estrellas fluorescentes en la base de la estantería (la que se ve acostado en la cama) para eliminar sensación de “aplastamiento”.
  • El escritorio debería colocarse dominando la puerta (viéndola de frente), sino es muy posible que no se concentre, o se canse más, o le cueste retener lo aprendido, porque “no controla” lo que hace (estudiar, trabajar, diseñar, etc.).

En el salón-comedor:

  • En esta estancia es bueno colocar toques de Verda, el color del Elemento Madera.
  • Aquí es el mejor lugar para colocar las fotos de nuestros familiares y amigos si deseamos tenerlas a la vista, pero teniendo mucho cuidado de no juntar las de los vivos con los fallecidos.
  • Es el lugar más “social/ abierto a los demás”, por lo tanto lo que tenemos ahí ha de poder ser visto por los demás si entra alguien (es decir nada de ropa interior, diario íntimo, fotos privadas, etc.).
  • Es conveniente tener separado el lugar de comer (mesa de comedor y sillas) y la zona de descanso (sofás y televisor, video-juegos, etc.).
  • Ha de ser una sala que se muestre acogedora, invitando a los que están en ella al descanso y el ocio, se puede tener una bombonera para ofrecer, etc.

Estudio/ despacho:

  • Para potenciar esta sala es bueno colocar objetos y detalles en Fuego: rojos y rosas; en verdes (Madera) y detalles de Metal: blancos, grises y plateados.
  • En esta estancia es donde deben colocarse todos los documentos como facturas, papeles oficiales, etc. cada uno en su carpeta bien clasificados y guardados en cajón o caja. No es conveniente utilizar esta estancia para guardar ropa de casa, abrigos, chaquetas, zapatos o cualquier otra cosa que no tenga que ver con los estudios o actividad laboral, al menos que sea una habitación auxiliar que solo se utiliza para navegar y jugar con el ordenador.
  • El escritorio, como siempre, debe estar colocado de forma que se controle la puerta, sino nos cansaremos más, descentraremos, y no aprovecharemos el esfuerzo realizado de la misma forma.
  • La mesa ha de estar bien ordenada, clasificada y todo en su lugar correcto, para propiciar la claridad y lucidez y rapidez en la ejecución de la actividad. 8Excepto cuando es un desorden creativo, preparado para la acción.
  • Si se está de espaldas hay que poner estor o cortina, y el sillón del escritorio ha de tener el respaldo alto, que nos cubra la espalda al menos.

Cocina:

  • Poner algunos toques de Tierra: naranjas, amarillos, ocres y tostados y verdes (Madera),favorecerá esta zona.
  • La cocina es el arquetipo de la nutrición en el Feng-Shui y, por lo tanto de la prosperidad (todo lo que nos nutre o desnutre nos aporta experiencias, que van a determinar el disfrute de la vida y las acciones que emprendamos, y éstas tendrán una relación directa con lo que nos llega o bien de como acogemos lo que nos llega de la vida).
  • No tener nunca cuchillos ni tijeras a la vista, aunque estén dentro de un taco.
  • La cocina ha de ser un lugar agradable, no un caos, las cosas han de ser fáciles de encontrar, todo bien organizado, así será mi prosperidad.
  • Podemos colocar un pequeño bol de vidrio con arroz blanco, una ramita de canela y una o dos hojitas de laurel e ir metiendo monedas a lo largo del año, para que el Universo sea generoso con nosotros.

Entrada-recibidor:

  • Está bien colocar algún elemento decorativo en los tonos del Agua: negros y azules.
  • Es el primer sitio que se ve cuando entrada, tiene que dar buena impresión, espacioso, que nada entorpezca el paso, bien iluminado y con olor agradable.
  • No colocar espejo frente a la puerta de la calle, rechaza la energía tanto de entrada como de salida, por lo que se crea un bucle cerrado nada favorable.

Estos son algunos apuntes sencillos, pero insisto: un estudio de Feng-Shui Clasico es el que va a poder armonizar y equilibrar las energías del lugar y, con ello, potenciar el equilibrio y bienestar de las personas que están en él.