Las fotos son una expresión energética de las personas o lugares que aparecen en ellas, por eso debemos ser cuidadosos a la hora de elegir las que colocamos en nuestra casa, si la persona o personas que aparecen no son de nuestro agrado (aunque sean familiares directos) mejor no colocarlas a la vista en nuestra casa, en un álbum de fotos ya están bien, porque a quién tengamos en las fotos estará siempre en nuestra casa o nuestra cabeza!

El lugar ideal es en el salón-comedor que es la zona que representa el arquetipo de las “relaciones sociales” dentro de nuestra casa, y si fuera posible en la Casa 3 de este espacio.
Es muy favorable colocar foto de los integrantes de la familia que viven en la casa, juntos y felices en un sitio privilegiado del salón-comedor, para favorecer la unión armónica entre ellos.
Si uno vive sola o solo mejor poner fotos donde aparecen con amigos, familiares, etc.
Recordad, en el dormitorio solo fotos de la pareja juntos y felices!

Pero hay que tener cuidado: no se pueden mezclar fotos de antepasados o amigos fallecidos junto a fotos de las personas vivas. Cada grupo ha de tener su rincón, separado uno de otro, sino influiremos negativamente en la salud y las ganas de vivir, ilusionarse, etc. de los que aún están vivos.

También es importante no colocar las fotos en la puerta de la nevera, encima del microondas, ni del televisor, estamos enviando contaminación electro-magnéticas a las personas de las fotos.
Mejor en una zona bonita, con marcos bonitos y alegres, ni tener fotos en una habitación que está siempre cerrada y a oscuras.

Y si queremos viajar o conseguir alguna meta es interesante poner fotos de esos lugares o que tengan que ver con el objetivo a conseguir.