El movimiento energético del nuevo año chino 2020 da comienzo el próximo 25 de Enero.

Esta nueva energía va a acentuar determinadas tendencias en cada una de las áreas de nuestra vida.

Y este movimiento viene determinado por la colocación de los diferentes patrones energéticos en el Pakua.

Al comparar los dos Pakuas vemos que, dependiendo de la Estrella Visitante que se sitúe en el Centro va a originarse un movimiento de cada una de las restantes, influyendo en esa área con su propio patrón vibratoria, al tiempo que también esta misma Estrella Visitante se ve influido dependiendo de la Casa que visita.

La estrella que va a marcar la tendencia más predominante va a ser, naturalmente, la que se sitúa en el centro y que se denomina Estrella Regente Anual. En este año es la Estrella del Metal 7, El Lago. Así que las propias características del Lago van a influir mucho en todas las demás Estrellas, dándoles unas características particulares.

Por ejemplo, el Metal 7, El Lago es el creativo a todos los niveles, para poder realizar las cosas, desde lo más básico como vestirnos o presentar un plato cocinado a realizar una obra de arte o presentar un proyecto. Esto ya nos señala una tendencia para poder fluir con la energía de este año: todo ha de tener un punto creativo, si tenemos que buscar soluciones han de ser a través de nuevas vías, de realizarlo desde un punto diferente, creativo para obtener los mejores resultados.

Y como esta creatividad parte del Metal ha de ser una creatividad que nos llene, nos conecte, nos guste. Nada de hacer por hacer, sino disfrutar haciendo.

Porque esta es otra característica del nuevo año chino: disfrutar, tanto de las pequeñas cosas del día a día como de las cosas más importantes y trascendentales. Nos propicia aprender a disfrutar de nuestra vida y, para eso, muchas veces tendremos que ser muy creativos.

Cuando conocemos el movimiento energético del nuevo año chino 2020 podemos fluir con él, evitando atascarnos en determinadas posturas que el propio año no favorece. Tenemos un mapa de ruta anual que nos permite adaptar las situaciones y las circunstancias para avanzar más fácilmente.

Por el contrario, si nos empeñamos en seguir sin ton ni son, podemos estar actuando de forma contraria al propio movimiento, con lo que por mucho que nos esforcemos no avanzamos, sino, más bien al contrario, muchas veces retrocedemos. Consiguiendo solo agotarnos y acobardarnos sin conseguir los objetivos marcados.

Con ello, solo potenciaremos la parte negativa de la energía del Metal 7, El Lago y nos pasaríamos el año discutiendo, sintiéndonos traicionados y engañados o inmovilizados en posturas inflexibles sin dar lugar a cualquier otra opción.

Como todo en la vida, podemos aprovechar este año muy interesante para dejar sacar lo mejor de nosotros y hacer que nuestra vida sea más creativa, más divertida y, por lo tanto conseguir ser más felices, probar nuevas experiencias y conocer gente nueva. O, por el contrario quedarnos estancados y bloqueados, sin querer adaptarnos al momento, obcecados en nuestra propia inflexibilidad, y renegando de todo y todos.

En un próximo artículo explicaré brevemente como afectará el nuevo año a cada área de nuestra vida, pero si de verdad queréis conocer todas las oportunidades de este nuevo año, os recomiendo apuntaros al seminario que realizamos anualmente donde explicamos con detalle todo el movimiento energético y, en el que, además ofrecemos manual con toda la explicación y el Feng-Shui personal anual de cada asistente, explicando como le afecta este año y lo que se le presenta propicio o desfavorable para esa persona.

Para conocer en detalle este movimiento energético del nuevo año chino 2020 os proponemos 2 fechas (a elegir una de ellas): el 11 de Enero o el 18 de Enero.

Es imprescindible inscribirse porque las plazas son muy reducidas y es un seminario que genera gran interés., por lo que rápidamente se agotan las plazas.

Más información sobre el seminario en este link.