La entrada del año chino coincide con un cambio energético que va a influir durante todo el año.

Como nueva energía es muy importante prepararse para recibirla, por una parte dejando “espacio” para que pueda asentarse adecuadamente y, por otra, sintonizar con ella dándole la bienvenida con alegría. Así es como nos propiciamos dejar marchar las energías que ya no queremos que estén en nuestra vida y dejamos espacio para las energías que sí queremos que formen parte de nuestro día a día.

Por eso es muy favorable preparar la sala, la mesa y a nosotros mismos como lo haríamos para recibir un invitado importante. Así es como lanzamos el mensaje de que estamos dispuestos a fluir con esta nueva energía y propiciamos la ayuda del Universo para conseguir nuestros propósitos y metas este año, y alejar o minimizar los posibles obstáculos que se nos presenten.

Seguidamente os presento una pequeñas pautas para que la entrada del nuevo año chino sea lo más favorable posible:

Es conveniente preparar la entrada de la nueva energía entre los 15 días antes del comienzo del nuevo año y los 15 días siguientes (desde el 22 de Enero al 20 de Febrero, aproximadamente).

Lo primero es realizar una buena limpieza tanto a nivel de la casa o lugar de trabajo, terminando por barrer hacia la puerta de entrada y dejar lo barrido fuera hasta tirarlo a la basura (no entrarlo de nuevo a la casa o lugar de trabajo).

Limpiar los cristales y la entrada, el jardín delantero o los balcones o patios que dan a la entrada o fachada y eliminar las plantas marchitas o secas, para que no se acumule el mal Chi en la fachada o entrada de la casa.

Los mejores días para iniciar la limpieza general son: jueves 24/01, lunes 28/01, martes 29/01 y viernes 01/02.

Hay que organizar estanterías, cajones, armarios, al menos los mas básicos, los que más se utilizan, los que más se ven a simple vista, que todo quede en su sitio, eliminando o archivando lo que no está en su lugar o lo que ya no vale (papeles, fotos, documentos, u objetos varios).

Despejar las salas, que no hayan trastos, cajas ni muebles de por medio o estorbando, sobre todo en las entradas y sitios de paso.

Es conveniente saldar las deudas que tenemos, devolver lo que nos han prestado, es decir finalizar cosas que no queremos llevar arrastrando todo el año. Así mismo seria conveniente pedir que nos devolvieran lo prestado o que nos pagaran lo que nos deben (si lo hacen o no ya será cosa de ellos y no nuestra).

Una vez la casa limpia hay que empezar con los preparativos para la fiesta de bienvenida del nuevo año chino:

  • Planificar la comida, comprar lo que se necesite, pero este año que haya algo “especial” que no se ofrece todos los días.
  • Planificar la sala y mesa donde se va a celebrar: comprar los adornos que se necesiten, este año Tierra no pueden faltar farolillos o velas de colores, flores, frutos secos, frutas, bombones y pastelitos para ofrecer, así como que una mesa bonita y arreglada y una sala acogedora.
  • Comprar pequeños presentes para ofrecer a los asistentes (hay que ofrecer siempre algo para que la generosidad y prosperidad se instale en nuestra casa durante todo el año). Si es dinero ponerlo dentro de sobres rojos. (el anfitrión no necesita regalar nada ya que ofrece la comida, también podemos ofrecer cada uno un plato o bebida y así agasajamos a todos).
  • Comprar flores frescas para la casa, o por lo menos para la sala donde se va a celebrar y comer.
  • Procurar que la casa y/o la sala donde se va a celebrar la llegada del nuevo año huela muy bien, si nos apetece poner música agradable y alegre.
  • Tener a mano alguna prenda o adorno personal de color amarillo, naranja, tostado, ocre o marrones (los colores de la Tierra) para llevar esa noche.
  • La Tierra es sobre todo acogedora y nutridora, así que prepararlo todo para que todo el mundo se sienta a gusto, pensando un detalle en la comida o postres para cada comensal y evitando discutir o reprender a nadie esa noche. Que la mesa se vea exuberante de comida, aunque sea poniendo muchos platitos con diferentes preparaciones o con bandejas de frutas, pasteles, bombones, frutos secos, etc.

Ritual noche del 04 al 05 de Febrero o el 05 por la tarde o noche:

  • Prepararemos una cena de fiesta con arroz blanco (lo podemos poner solo como acompañamiento o con verduras, etc.).
  • Frutos secos (almendras, pistachos, nueces, etc.).
  • Cinco cereales (cocinados o galletas con esos cinco cereales o galletas cada una de un cereal distinto).
  • Diversas clases de frutas (entre ellas es muy favorables que pongamos naranjas y/o mandarinas que dan suerte y prosperidad para todo el año).
  • Algún plato “especial”, que se ofrezca siempre en ocasiones especiales.
  • Algún tipo de bebida alcohólica para brindar (vino, cerveza, cava o licor).
  • Pondremos flores frescas en la sala de la cena como ofrenda a la casa.
  • Aromatizaremos la casa, con esencias naturales, incienso, perfumes, etc.
  • Podemos poner música agradable y alegre.
  • La mesa y la sala debe estar adornada con farolillos de papel, luces, velas, etc., bonita y acogedora, muy bien arreglada, si nos apetece poner adornos dorados, rojos, amarillos, naranjas y marrones a la Tierra le gustarán mucho.
  • Cuando se realice el brindis es conveniente hacer ruido: o tirar petardos pequeños (bomba) o simplemente con unas cacerolas y cucharas hacer ruido con ellas (para ahuyentar las malas influencias).
  • Si podemos conseguir pequeñas antorchas de lucecitas es bueno encenderlas con el brindis.
  • Y es muy importante ofrecer algo a cada participante de la cena o fiesta, un regalo, algo simbólico, si está envuelto en papel rojo o rosa mejor. El anfitrión que ofrece la cena ya cumple con esa parte, también se puede llevar cada uno un plato y es la ofrenda que se hace a los demás. Este ritual es para favorecer y atraer la prosperidad para ese año (hay que ofrecer y recibir).
  • Es favorable, esa noche llevar puesto (ropa o adorno) de color amarillo, naranja, ocre, tostado y marrones.
  • Que la mesa aparezca repleta, abundante de comida de todo tipo para ofrecer.
  • Y, sobre todo: no discutir esa noche, tener buenos deseos hacia todos y una actitud alegre, positiva y generosa, así empezaremos el año con esas energías y nos seguirán durante el resto del año.